Alejandro Alejandro

Autor: Alejandro Alejandro

Fecha: 08/04/2018

La sal es un componente fundamental para los seres vivos, en este sentido los organismos vegetales absorben las sales minerales para nutrirse y los incorporan a sus células, siendo una de las sales más importantes el cloruro sódico o sal común. Al ser uno de los elementos más abundantes sobre la Tierra, los seres humanos la han utilizado desde tiempos remotos encontrándose en la naturaleza en dos estados: sólido, en forma petrificada, también conocida como sal gema o halita; o disuelto en agua.

 

El ser humano siempre se ha abastecido de este nutriente por imitación de otros mamíferos que lamian rocas o sal para alimentarse, posteriormente ha sido empleado por numerosas civilizaciones que le han dado diversos usos a lo largo de la historia (alimentación de hombres y animales, medicina, industria, deshacer la nieve de las carreteras), pero la principal utilidad que ha tenido en la historia ha sido la conservación de los alimentos, antes de existir la energía eléctrica que evitaba su descomposición.

Su importancia como bien de primera necesidad hizo que los gobernantes se apropiasen de ella con la finalidad de recaudar impuestos para las arcas del Estado. De este modo, en el Reino de Valencia y en otras regiones de España, se convirtió en un producto cuya producción y venta estaba en manos del Estado, hasta su liberalización en el siglo XIX.

Las técnicas para producir la sal son tres, de las cuales las últimas dos se han utilizado con mucha frecuencia en lo que es hoy la Comunidad Valenciana: la extracción de la sal en las minas, la obtención de la sal por evaporación de agua, y un método que combina la disolución de la sal en roca y la evaporación. El clima de la región de Valencia, con altas temperaturas y escasas precipitaciones, el agua salina del Mediterráneo y los manantiales salados, explican la presencia de instalaciones tanto en la costa como en el interior.

A pesar de esto, las salinas marinas como por ejemplo las salinas de la Mata y Torrevieja, por su extensión, abundante producción y fácil accesibilidad han sido las más explotadas a lo largo de la historia y continúan siendo explotadas en la actualidad, sin embargo la mayoría de las salinas del interior como las salinas de Villargordo del Gabriel no han llegado a nuestros días ya que en nuestro tiempo la producción de la sal no constituye una actividad elemental del abastecimiento humano.

Con estas dos imágenes finalizamos nuestro artículo sobre la sal, importante recurso de nuestra cultura y una de las bases de la economía de la Comunidad Valenciana.

Las mejores excursiones, planes y rutas de Valencia al mejor precio.

Dale a click en "descubrir" para ver todas las excursiones que tenemos para tí.

Descubrir